Problema estructural

Marzo 23, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las amenazas y agresiones en contra del personal de los hospitales en Cali, reflejan más que hechos de intolerancia y violencia.Destapan la crisis del sistema de salud en la ciudad, que se quedó corto en dotación, personal médico y servicios para brindar la atención primaria a la población de los sectores más vulnerables. Como lo mostró el informe de El País de ayer, esos servidores públicos están en medio de quienes reclaman atención por las fallas de un sistema incapaz de responder al desafío.Con lo cual se generan actos de intolerancia, agravados por la presencia de pandillas que usan la violencia.Y el problema se traslada al Hospital Universitario, que termina saturado porque la red primaria de la salud no funciona de forma idónea. Aunque a médicos y personal de los hospitales hay que brindarles seguridad, ante todo hay que lograr que el sistema de salud pueda atender la inmensa demanda de servicios de los sectores populares.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad