Posición sensata

Mayo 30, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con su voto en blanco y las acusaciones de “clientelismo y roscas” en la Corte Constitucional hechas por el magistrado Nilson Pinilla durante la fallida elección de Contralor, se puso el dedo en la llaga.La reflexión del miembro de esa Alta Corte es un llamado de atención a la politización que se ha tomado a esas instancias.Donde muchos de sus integrantes están más interesados en las definiciones de sus candidatos a entidades como la Procuraduría, la Fiscalía o la Contraloría que en administrar justicia pronta y cumplida para los colombianos.Lo que se reclama de las Altas Cortes es que trabajen por lo que realmente requiere el país, como una reforma a la Justicia que responda a las necesidades de la Nación.Que no se les olvide que es a través de ella que se podrá construir la paz en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas