Por una ciudad amable

Diciembre 05, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las dificultades que a diario enfrentan los 200.000 caleños que tienen alguna limitación física es el reflejo de la ausencia de una política pública que los tenga en cuenta.Una encuesta realizada a 48.000 discapacitados de Cali , lo que equivale al 30% de esa población, reveló que el 92% no tiene acceso a ningún programa de atención especial de entidades gubernamentales.Y basta con salir a la calle para darse cuenta que estas personas que tienen derecho a tener una vida digna y amable en su ciudad no han sido tenidas en cuenta en las obras públicas o privadas. Por ejemplo, hay puentes peatonales y andenes sin accesos para quienes tienen limitaciones o que quienes usan sillas de ruedas solo puedan acceder al MÍO en una estación, con lo cual están excluidos del uso de los alimentadores. Todos estamos llamados a ayudar a que los discapacitados tengan una mejor calidad de vida y que la ciudad sea amable con ellos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad