Por las víctimas

Por las víctimas

Julio 25, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

El objetivo final de los acuerdos de paz y de toda acción que se adelante para acabar con la guerra en Colombia es reconocer a sus víctimas, ayudarlas a saber la verdad y resarcir los daños que se les han causado.

Por eso son tan graves los fraudes y las estafas que se están cometiendo con los programas que adelanta la Unidad Nacional de Víctimas.

A quienes tienen pleno derecho de buscar apoyo y compensación del Estado se les estarían acercando personas inescrupulosas para cobrarles por adelantar trámites que son gratuitos y al final timarlos.

La otra modalidad es la de organizaciones y carteles de abogados dedicados a falsear la verdad para enriquecerse ilícitamente.

El país ya conoce lo sucedido con la masacre de Mapiripán ocurrida hace 20 años y que resultó no ser de la magnitud denunciada en principio: de los 40 asesinatos reportados inicialmente, la lista se redujo a 10 muertes confirmadas.

Detrás del engaño que llevó a que Colombia fuera condenada por la Justicia internacional y obligada a pagar indemnizaciones millonarias, aparece el nombre del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo que se benefició de los pagos obtenidos.

Evitar que sucedan de nuevo casos como este es imperativo, así como garantizar que los programas que buscan apoyar y resarcir a las víctimas y sus familias no sean utilizados para defraudarlas a ellas y al Estado.

VER COMENTARIOS
Columnistas