¡Por fin!

Diciembre 26, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Nueve años después de la avalancha en la Vía al Mar que destruyó el corregimiento de Bendiciones, en Buenaventura, el Gobierno Nacional cumplió el compromiso que asumió con los damnificados.Apenas hasta ahora, las 226 familias afectadas recibieron las viviendas de la Ciudadela Nueva Esperanza que les ofrecieron desde el día de la tragedia.Así culminan los años en los que tuvieron que vivir sin un techo digno, en albergues improvisados y en condiciones lamentables.Y en los que la mayoría de las víctimas, frente a la indiferencia estatal, tuvieron que unirse a la actividad minera de Zaragoza para poder sobrevivir. Por eso, aunque nada justifica que haya pasado tanto tiempo sin que el Estado ejecutara el proyecto Nueva Esperanza, es una buena noticia que hoy las 226 familias tengan un hogar.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad