Populismo aéreo

Junio 21, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

Si usted aguanta de pie la frenada de un articulado del MÍO y es capaz de resistir una hora y más de trayecto sin poderse sentar, ¿no estaría dispuesto a viajar parado en un avión durante un vuelo de 90 minutos o menos?

Bajo esa lógica el fundador y representante de la aerolínea Viva Colombia lanzó la propuesta de llevar pasajeros de pie en los pasillos del avión, como fórmula mágica para cobrar menos por los tiquetes aéreos.

Su idea, que defiende como una manera de ‘fomentar el turismo’, es la más descabellada forma de ambición de lucro.

Cuando se habla de aviación lo primero es la seguridad, y esa no se garantiza con decenas de personas moviéndose en una aeronave que vuela a 800 kilómetros por hora, despega con el poder requerido para levantar miles de toneladas de peso y debe aterrizar a 250 Km/h.

A ello se suma el buen trato y la comodidad que demandan los pasajeros, lo cual no se compadece con esa oferta de tratarlos como si fueran una carga cualquiera.

Los tiquetes de avión tienen unos costos que no pueden evadirse bajo el pretexto de ‘democratizar’ el transporte aéreo.

Eso es populismo puro dirigido a hacer más lucrativo un negocio, sin importar los riesgos a lo que se expondría a los pasajeros, ya sea porque estos no tienen los recursos para pagar los pasajes a los precios actuales o porque se les dice que se ahorrarán unos pesos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad