Pilas con pilos

Pilas con pilos

Abril 16, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Está por verse si la propuesta del presidente Juan Manuel Santos de convertir el programa Ser Pilo Paga en una política de Estado, resuelve las quejas que sus jóvenes beneficiarios han expresado.

Además de las críticas que están en el aire desde su creación, como su baja cobertura porque apenas permite el ingreso de 1% de los bachilleres de menores recursos a la educación superior, ahora la Corte Constitucional pone en evidencia que por fallas administrativas, de comunicación o de procedimiento del Icetex, hay dificultades para cumplir los compromisos hechos con los beneficiarios.

Las políticas de Estado son fundamentales porque ellas constituyen las estrategias centrales de un país en el largo plazo, sin que la filiación política o los programas de los gobernantes de turno interfieran con ellas.

La duda sobre Ser Pilos queda, porque ello no garantizaría que se resuelvan las dudas que genera la distribución de su presupuesto, ni implicaría una reforma en las estrategias para facilitar el acceso a la información relacionada con el programa.

Seguramente si ‘Ser Pilo Paga’ se convierte en una política de Estado habrá beneficios, pero sobre todo hay que garantizar que hoy tenga continuidad, asegure los aportes prometidos a los estudiantes seleccionados y sobre todo cumpla con su misión de transformar la realidad de jóvenes estudiantes y sus familias.

Ese es un buen punto de partida para lograr la proyección social que el país necesita.

VER COMENTARIOS
Columnistas