Pérdida irreparable

Octubre 31, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Un acto de ignorancia fue el derribamiento del mural que el maestro Hernando Tejada pintó en el antiguo edificio de Telecom en Palmira.La obra de 3,20 por 3,40 metros, la había realizado el pintor en 1955 y en ella se observaban trabajadores de telefonía cumpliendo con su deber. Aunque con la desaparición de Telecom la obra ya se encontraba deteriorada, nunca se pensó que el actual dueño del edificio la derribara, a pesar de las advertencias de varios artistas del Municipio y de la misma Secretaría de Cultura, quienes preocupados por la suerte de la pieza, pedían su traslado para protegerla y preservar este patrimonio de la ciudad.Ahora el mural insignia del Municipio desapareció porque al dueño del edificio le salía más barato destruir la obra que trasladarla.Es lamentable que este mural, que adornaba el centro de Palmira se dejara perder por el abandono y la falta de conocimiento de personas que no alcanzan a percibir el valor inmenso que tiene una pieza artística.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad