Para aprender

Diciembre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Desde la entrada en vigencia de la ley que castiga con dureza a los conductores que mezclan alcohol con gasolina, tres personas fueron sorprendidas en Cali desconociendo la norma, lo que las hizo acreedoras de fuertes sanciones.Ante todo, hay que entender que, la nueva ley se dirige a preservar la vida y la integridad, transformando la cultura ciudadana.Por supuesto, es de lamentar que esas personas deban pagar cuantiosas sanciones y afrontar consecuencias penales muy rigurosas.Pero también hay que agradecer la reducción en el número de accidentes y de sancionados por ingerir licor y manejar automóviles o motos. Con la norma se está expresando la voluntad de los colombianos de cambiar la permisividad a la mezcla fatal del carro y el trago por una cultura en la cual se protege a la sociedad de las tragedias que produce esa asociación peligrosa.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad