Otro que se va

Marzo 13, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Luego de 14 años de persecución por parte del gobierno chavista, al canal de televisión Globovisión le sucedió lo previsible: sus finanzas se ahogaron.Por eso, a sus actuales dueños mayoritarios no les quedó más opción que venderlo para garantizar la estabilidad laboral de sus 500 empleados, según explican los dueños del canal.La decisión, que se hará realidad después de las elecciones presidenciales del 14 de abril, se tomó porque el funcionamiento del canal se volvió inviable jurídica y financieramente debido a la cantidad de multas en su contra.Así, Globovisión quedará en manos de un empresario chavista y se convertirá en un medio más al servicio del régimen impuesto por el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez.Lo que se convierte en otro duro golpe para la libertad de información y expresión en el vecino país.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad