Otro más

Otro más

Junio 02, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Dos ministros que se caen con pocos días de diferencia por su relación con el escándalo de corrupción en Petrobras y un gobierno interino que se tambalea a escasas tres semanas de haber llegado al poder es el incierto panorama que vive hoy Brasil.Ahora el que no tuvo opción diferente a renunciar fue Fabiano Silveira, ministro de Transparencia, Fiscalización y Control, el zar anticorrupción nombrado por el presidente Michel Temer.De nuevo es la filtración de unas conversaciones indebidas, en las que Silveira aconseja a sindicados en el caso de la estatal petrolera cómo eludir a la Justicia, la que tumba a un funcionario de alto rango.Y mientras no paran los escándalos, la economía del otrora país más fuerte y próspero de América Latina sigue en descenso, con una caída del 5,4% en los primeros meses del año, una tasa de desempleo del 11,4% y con el descontento general de la población que no ve una pronta salida a los problemas que la afectan.Son las consecuencias de la escasa credibilidad en la institucionalidad brasileña, en su mayoría permeada por la corrupción, así como de la desconfianza en los partidos políticos y en quienes ostentan el poder en todos sus niveles.Una situación crítica que está lejos de mejorar y que sólo podrá reversarse cuando se conozca el alcance de los sucedido en Petrobrás y la verdad sobre todos los implicados.

VER COMENTARIOS
Columnistas