¿Otro incremento?

¿Otro incremento?

Abril 05, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

En tres días los colombianos pasaron de la tranquilidad, incluso del regocijo, cuando se les anunció que se alejaba el fantasma de un racionamiento energético, a la incertidumbre ante la posibilidad de que las tarifas de ese servicio se incrementen por segunda vez en cuatro meses.Las razones son las mismas que llevaron al alza en diciembre del año pasado: la sequía provocada por el fenómeno de El Niño y los sobrecostos que conlleva la generación de energía en las termoeléctricas.Como se dijo entonces, el cargo de confiabilidad que se le factura mensualmente a cada usuario, y tiene como fin tener un ‘colchón’ financiero para pagar el mayor costo que implica poner a andar las plantas térmicas, fue insuficiente.Entonces, los colombianos hicieron el esfuerzo por entender y aceptar que sus recibos llegaran con un incremento de entre el 7% y, en el caso de Cali hasta del 24%.Ahora, frente a la propuesta hecha por los generadores térmicos y que sería estudiada por la Nación, es necesario que se den explicaciones concretas y confiables sobre las razones para subir de nuevo el precio del kilovatio o prorrogar después de abril, como se decretó en diciembre, el alza, más cuando se ha anunciado que El Niño sólo irá hasta mayo, cada vez con menos fuerza y con efectos menos dramáticos.El ahorro de energía que han hecho los colombianos demuestra su compromiso para ayudar a superar la crisis energética. Pero esto no quiere decir que se les pueda montar en una rueda sinfín que no se detiene, y que paguen más cuando se van superando las razones que llevaron a ello.

VER COMENTARIOS
Columnistas