Otra víctima de la crisis

Abril 24, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las protestas convocadas por el sindicato y los médicos del Hospital Departamental Tomás Uribe Uribe de Tuluá, representan las voces de quienes piden una explicación sobre qué está pasando con la economía de su principal centro de salud.Según las cifras, la entidad pasó de tener un déficit de $6 mil millones en junio de 2014 a $13 mil millones a la fecha.De ahí, que sean el mal manejo administrativo, la crisis de la salud y la posibilidad de entrar en liquidación los que han impulsado a cerrar la entidad para exigir a los gobiernos Nacional y Departamental una solución seria y definitiva. No puede ser que el principal hospital de Tuluá sea otro más que cae en la crisis y se una a la lista de los liquidados de la Red Hospitalaria del Valle como pasó en Cartago, Buenaventura y Palmira. Y que los habitantes de ese municipio y del norte del Valle corran el riesgo de que su salud no sea atendida a tiempo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad