¿Otra vez?

Noviembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Es inconcebible que después de catorce años de que el puente El Piñal, a la entrada de Buenaventura, fuera dinamitado por la guerrilla, siga expuesto a aplazamientos para su reconstrucción. Primero la demora para licitar las obras, luego el incumplimiento del contratista y las promesas no ejecutadas del Ministerio del Transporte y ahora la caída de la maquinaria al mar, siguen retrasando una obra necesaria.Ojalá de aquí a marzo del 2015, nueva fecha anunciada por Invías, no existan más tropiezos para empezar a construir el puente que comunica a la isla de Cascajal con la zona económica y social de Buenaventura. Y más cuando ésta es la única vía que tienen para movilizar la carga del puerto y para el transporte de pasajeros.Buenaventura no puede seguir sujeta a la indiferencia con la que el Estado ha tratado sus problemas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad