Otra protesta

Octubre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

A la situación de hacinamiento en el Centro de Servicios Judiciales para Adolescentes en Cali, se le suma un problema más: el cese de actividades anunciado por los 60 jueces de menores de la ciudad.Ocasionado en su rechazo a las condiciones en que deben desempeñar sus funciones, la protesta es un nuevo llamado de atención sobre las condiciones que deben padecer los adolescentes infractores hacinados en el llamado Centro de Servicios judiciales. Mientras la crisis se desborda, se entregan soluciones como la del pabellón de 20 cupos en el Buen Pastor, que apenas es otro paño de agua tibia frente al grave problema que existe en Cali con los menores infractores.Aquí se necesita que el Estado, representado en este caso por el Instituto de Bienestar Familiar, actúe y cumpla con su deber de garantizar el trato digno y humano que merecen los niños y adolescentes, así estos sean infractores.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad