Ojalá se aplique

Noviembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Con la nueva ley, aprobada ayer por el Congreso de la República, los responsables de los ataques con ácido podrán ser condenados a 50 años de cárcel y pagar una multa de 250 salarios mínimos legales mensuales vigentes.Aunque parece una buena noticia, se debe recibir como la intención de los congresistas de castigar con mayor severidad un delito que se ha expandido en forma notoria.Sin embargo, la duda sigue siendo hasta dónde está preparado el Estado para impedir este tipo de ataques, si la ley es suficiente para acabarlos y si los órganos judiciales son capaces de hacerla cumplir para impedir la impunidad. Que ésta no se convierta en letra muerta dependerá de la capacidad del Estado y las autoridades para perseguir a los agresores, investigarlos y condenar uno de los peores delitos contra la dignidad humana.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad