No más vandalismo

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Aunque el fútbol despierta pasiones, la derrota de un equipo no puede convertirse en causa de violencia.Nada justifica los desmanes que el pasado domingo se presentaron en el estadio Pascual Guerrero y sus alrededores. No contentos con interrumpir el partido y ocasionar daños en el Estadio, aparentes hinchas del América desataron la violencia que dejó 18 heridos y causó destrozos en el MÍO y en algunos locales comerciales. Un hecho que demuestra que de nada sirve la ley deportiva que invita a hacer del fútbol un espectáculo pacífico y castiga los comportamientos agresivos si no hay autoridad que la haga valer.Ya es hora de rescatar este deporte del imperio de la violencia que tanto daño le hace al fútbol colombiano.Y de los mal llamados hinchas que con sus conductas antisociales destruyen la verdadera afición y la concordia social.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad