No más secuestros

Mayo 11, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las condiciones que pone el ELN para liberar al canadiense Jernoc Wobert, empleado de la multinacional Braeval y secuestrado hace cuatro meses, es una extorsión inaceptable.Ese grupo guerrillero no puede hablar de paz mientras trata la vida de un ser humano como una mercancía para negociar con el Gobierno y para exigirle a la empresa canadiense que devuelva sus títulos mineros.El ELN no puede desconocer que Wobert es un ser humano con derecho a vivir dignamente y en libertad. Por eso tiene que devolverlo sin exigencias.Y si quieren reconocimientos y procesos de diálogo con el Estado debe empezar por acabar con la barbarie del secuestro.Ya no es posible seguir negociando con quienes persisten en crímenes que atentan contra la dignidad humana ni contra quienes piensan que la libertad puede transarse.

VER COMENTARIOS
Columnistas