No al contrabando

Febrero 15, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

En cualquier país del mundo resultaría inconcebible que el 85% de los licores importados llegue a los consumidores sin pagar los impuestos correspondientes.Ese es el caso de Colombia, donde de 28 millones de botellas que ingresan al país cada año, sólo seis millones cumplen con los tributos. El resto se vende hasta por el 50% menos del valor comercial en el mercado ilegal, lo que hace imposible un control oficial.Por eso, la decisión de los gobiernos departamentales de cerrarles las puertas a las importaciones, tiene sentido.Lo que habría que pedirles a las empresas productoras e importadoras de licores es que sean responsables y no se presten a las maniobras que inundan el mercado de contrabando. Es cuestión de actuar sin cartas marcadas, con claridad y trasparencia, evitando que se le siga haciendo trampa al Estado y una guerra desleal a las empresas de licores nacionales.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad