Nadie está libre

Diciembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Suecia, un ejemplo de democracia, libertad y seguridad para el mundo, también fue sacudida por el terrorismo.El pasado sábado explotó en el centro de Estocolmo, su capital, un carro bomba que provocó heridas a dos personas y la muerte de su ocupante.El hombre de origen iraquí aparentemente se inmoló en represalia por el apoyo militar que Suecia le ha dado a EE.UU. en Afganistán y por las caricaturas de Mahoma hechas por el sueco Lars Vilk.El ataque pone en evidencia que ningún país está libre de la amenaza del terrorismo islámico que pretende radicalizar posiciones e instigar una confrontación entre dos bandos:Por un lado el Occidente liberal y por el otro el fundamentalismo musulmán que pretende imponer su hegemonía al mundo.Un esfuerzo absurdo en una época en que nadie debería justificar derramamientos de sangre en nombre de una religión.

VER COMENTARIOS
Columnistas