Nada cambió

Marzo 20, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Contra todos los pronósticos de sus opositores, el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu se impuso en las elecciones de su país.Su triunfo significa que todo seguirá igual en la política exterior israelí y el Mandatario mantendrá su estrategia de línea dura, que incluye negarse a aceptar la creación de un Estado palestino.También es de esperar que se siga oponiendo a las negociaciones que adelanta el grupo 5+1 con Irán para limitar su programa de energía nuclear, e insista en su derecho a defenderse militarmente si lo considera necesario.Nada cambiará en el tercer mandato de Netanyahu, lo cual no deja de preocupar al mundo y en especial a aquellos gobiernos que trabajan para buscar una solución pacífica y definitiva a los conflictos en el Medio Oriente.

VER COMENTARIOS
Columnistas