Manos extrañas

Mayo 22, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los paros y protestas que se adelantan desde hace algunas semanas en diferentes zonas petroleras del país dejaron de ser sólo unas manifestaciones para reivindicar los derechos de los trabajadores.La presencia esta semana de un grupo de 150 jinetes encapuchados en los municipios de San Luis de Palenque y Trinidad, Casanare, donde se adelantaba una de las protestas, evidencia que detrás hay intereses diferentes, que pretenden agudizar la confrontación y afectar el primer renglón de la economía nacional.Los jinetes no llegaron a participar en las manifestaciones: su misión fue retener a los policías que vigilaban la revuelta e impartir órdenes entre los trabajadores del lugar.Es uno de los casos presentados en los últimos meses en estas manifestaciones, donde se evidencia la intervención de grupos como la guerrilla, a los que les interesa desestabilizar la producción petrolera y evitar que el país logre más prosperidad con la explotación de hidrocarburos.

VER COMENTARIOS
Columnistas