Manos criminales

Manos criminales

Febrero 27, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

En la Amazonía colombiana no hay incendio casual; al menos así lo piensa la mayoría de habitantes de los departamentos que conforman la más importante reserva natural del mundo.

También es lo que creen las autoridades que se encargan de vigilar y proteger esos 48 millones de hectáreas, casi todas pobladas de bosques tropicales.

En el Guaviare se han detectado durante los últimos cinco días 466 fuegos activos que han afectado a Chiribiquete, el Parque Natural más representativo y conservado de la Amazonía.

Desde hace dos semanas, 2600 hectáreas de la Sierra de la Macarena han sufrido igual suerte, mientras se calcula que van 20.000 arrasadas entre noviembre y febrero.

Son quemas ilegales, según el Ministerio del Medio Ambiente y la Fiscalía, que se hacen cada vez que llega la temporada seca.

Así es como manos criminales se estarían apropiando de extensos terrenos de la gran selva amazónica, con el propósito de negociarlos, aumentar sus áreas de siembra y ganadería o para dedicarlos a los cultivos ilícitos.

Allí están representadas la avaricia y la insensatez de los delincuentes que acaban con el principal patrimonio ambiental de Colombia y el pulmón de la tierra.

La tarea de las autoridades y la Justicia, con la ayuda de la comunidad, es detectar, perseguir y castigar con severidad a quienes tanto daño le hacen a la Amazonía y de paso al país.

VER COMENTARIOS
Columnistas