Los Juegos de la corrupción

Octubre 31, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La cuenta de la plata que se perdió en los Juegos Nacionales de 2015, sigue creciendo.Si en el mes de julio las entidades de control confirmaban que entre Ibagué y Quibdó el detrimento patrimonial por ese concepto llegaba a $46.000 millones, la cifra revelada ahora por la Contraloría General de la Nación asegura que sólo en Tolima se habrían embolatado $66.000 millones.Una rápida operación matemática indica que el 55% de los $120.000 asignados a ese departamento para realizar las justas deportivas terminó en el bolsillo de unos cuantos avivatos, o en obras que quedaron a medio terminar.De los 12 escenarios deportivos que se debían construir o adecuar en Ibagué y otros municipios cercanos, solo se entregaron completas las obras de remodelación del estadio Manuel Murillo Toro.Los otros, entre ellos el Parque Deportivo y la Unidad Deportiva Calle 42, duermen el sueño de los justos, nunca vieron la luz del día y pese a las promesas de que se concluirían, son elefantes blancos que le recuerdan a Colombia el robo descarado que se realizó a nombre del encuentro más importante para los deportistas de las regiones.La recuperación de esos dineros públicos será casi imposible, pero se debe encontrar y castigar a quienes convirtieron el presupuesto del deporte en un festín para sus bolsillos y a los Juegos Nacionales en motivo de escándalo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad