Lo de siempre

Lo de siempre

Marzo 30, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El mismo cuento se repite una y otra vez en el fútbol local: la mala racha le llega a un equipo, hinchas incitadores se tornan violentos, las medidas de seguridad no parecen suficientes y el miedo se apodera de la población.

Esta semana todo ello sucedió en el entorno del América de Cali.
Primero fueron las protestas del fin de semana anterior por la derrota frente al Pasto en la capital nariñense, que se trasladaron a la carretera Panamericana donde se produjeron enfrentamientos entre aficionados y policías.

En medio de la confusa situación cuatro jóvenes americanos murieron al caer en un abismo, en hechos que aún se investigan.

Ya en Cali, los técnicos, jugadores y las sedes deportivas del equipo fueron el blanco de agresiones verbales así como de conatos de hechos vandálicos.

Además de la renuncia del ‘Polilla’ Da Silva a la dirección del equipo y del jugador Carmelo Valencia, los hechos llevaron a que la Administración Municipal ordenara un dispositivo especial de seguridad para el partido del miércoles en el Pascual Guerrero.

Parece increíble que para un evento deportivo que tiene como fin entretener y producir alegría se deban trasladar 1.200 uniformados y se ordene la ley seca en los alrededores del Estadio para garantizar la tranquilidad.

Es como si nada hubiesen enseñado tantas tragedias causadas a nombre del deporte con más seguidores y que debería ser sinónimo de unión y sana pasión.

VER COMENTARIOS
Columnistas