Libertad y opresión

Libertad y opresión

Agosto 23, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El ingreso de Rusia a la Organización Mundial de Comercio (OMC), tras 18 años de negociaciones, obligará a que sus políticas comerciales respeten unas nuevas reglas de juego.Además de las ventajas de su ingreso, pues podrá eliminar sus barreras de libre comercio y modernizar su política inversionista, convertirse en el miembro 156 de la OMC significa la partida de defunción oficial del comunismo en Rusia, ya que deberán acogerse a la ley internacional del mercado.Sin embargo, lo que debería ser motivo de celebración para los rusos pues supondría la llegada de la libertad, es desmentida por el absolutismo inocultable de su presidente Vladímir Putin.El inicio de este gobierno que reprime a quienes protesten contra él ratifica que aunque la economía se abra al mundo exterior los rusos seguirán enfrentados a la opresión, que ya mostró su poder condenando a la banda de punk Pussy Riot.

VER COMENTARIOS
Columnistas