Las vueltas del nuevo billete

Abril 01, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La discusión sobre la conveniencia o no de quitarle tres ceros a la moneda colombia, fue impulsada ayer cuando comenzó a circular el billete de cien mil pesos.Para algunos, que el peso tenga nominaciones tan altas envía el mensaje de una inflación galopante, más cuando después de varios años de mantenerse por debajo del 4%, ahora el país ve como ésta se trepa por encima del 7%, con tendencia a crecer.O también puede transmitirse la idea de una mayor pérdida de valor del peso colombiano, más allá de la que es real. Y que se está impulsando la informalidad o dándole más facilidades a los negocios ilícitos que necesitan del efectivo.Con todas las explicaciones económicas que se pueden dar sobre los efectos que conllevan las emisiones de $100.000, lo cierto es que la preocupación del común de los colombianos es otra.Para la mayoría, tener un billete de una denominación tan alta es sinónimo de encarte, como lo fue hace 16 años el de $50.000.Y no falta quien haciendo gala del humor nacional, pida que se haga un concurso de fotografía que plasme la cara de los taxistas cuando se les pague la carrera mínima con el billete en cuestión.O que otros conviertan un asunto tan serio en chiste o en una caricatura que circula por las redes sociales.Lo cierto es que con los días ésta terminará siendo una anécdota más y todos se acostumbrarán a que, por ejemplo, solo bastan seis billetes para pagar un salario mínimo.

VER COMENTARIOS
Columnistas