Las cárceles y la incapacidad estatal

Las cárceles y la incapacidad estatal

Mayo 10, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Ahora es la falta de servicios de salud; ayer fue la corrupción; siempre ha sido el hacinamiento.En su conjunto, los problemas que afectan a las cárceles colombianas llevan décadas sin ser resueltos, lo que demuestra la incapacidad del Estado para encontrar las soluciones que requiere un servicio público.Como si no se tratara de seres humanos, a los condenados y acusados que están en prisión ya ni siquiera se les respetan derechos esenciales como el de tener acceso a la salud.El drama no termina decretando emergencias nacionales para “solucionar lo urgente”, como aseguró el Ministro de Justicia al anunciar la medida. Para resolver los múltiples males que enfrenta el sistema carcelario se necesita que el Estado tome decisiones de fondo, haga las inversiones que se requieren y cumpla con la razón fundamental de ser de los centros de reclusión.Las cárceles no son lugares para enviar a quienes cometen un delito a que se acaben en vida o para enterrar sus derechos como personas.Su función es hacer posible la rehabilitación, donde los internos, además de cumplir sus penas, puedan corregirse y se les prepare para regresar de nuevo a la sociedad.Todo lo contrario a lo que hoy sucede en el sistema penitenciario colombiano, y que para solucionarlo desde la raíz necesita de reformas profundas y no de paños de agua tibia como la emergencia recién decretada.

VER COMENTARIOS
Columnistas