La violencia en Palmira

La violencia en Palmira

Septiembre 18, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

La mayoría de los crímenes que ocurren en Cali y Palmira tienen causas similares: la presencia de narcotráfico, las redes de microtráfico, vendettas entre bandas delincuenciales y la Justicia que no funciona como debe ser.

Sin embargo, en contraste con lo que sucede en la capital del Valle donde los índices de homicidios han disminuido este año en un 12%, en Palmira ese delito ha crecido en un 6%, sumando hasta la fecha 99 asesinatos.

Atrás quedó la reducción lograda en el 2016, que llevó a bajar de 70,5 a 46,2 la tasa de crímenes por cada mil habitantes en esa ciudad.

Lo cual demuestra que cuando las autoridades aplican medidas de choque merman las muertes violentas, pero una vez éstas se relajan ese delito crece otra vez.

La situación de Palmira se repite en otras ciudades del Valle como Tuluá, donde la existencia de organizaciones criminales y sus venganzas las han convertido en escenarios violentos.

A ello se suma la ineficiencia y la corrupción que afectan a la Justicia, que han llevado a dejar en libertad a peligrosos delincuentes ya sea por vencimiento de términos de sus procesos o porque se les otorgan beneficios como la detención domiciliaria que muchos no se merecen, con lo cual se les abren las puertas para que sigan delinquiendo.

Mientras ello no se solucione y no se apliquen con rigor y constancia los controles necesarios, Palmira continuará sitiada por el crimen y señalada como una de las ciudades más violentas de Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas