La víctima de siempre

Septiembre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Otra vez el país está en medio de la disputa interna entre una empresa y sus trabajadores, y de nuevo los que pagan las consecuencias son los usuarios.Ahora son los pilotos de Avianca, la mayor aerolínea del país, los que protestan por sus condiciones labores.Y la compañía se mantiene en su posición sin que se llegue a ningún acuerdo entre las partes.Sin saber si las peticiones son o no justas, o si es la empresa la que tiene la razón, lo que es real es el efecto que tiene para el transporte aéreo de Colombia que la aerolínea por la que se mueve el 70% de los pasajeros nacionales paralice sus labores.Vuelos retrasados, algunos cancelados, congestión en los aeropuertos e incertidumbre entre los viajeros son las consecuencias que ya se padecen.Es urgente encontrar una solución para que no se afecte más un servicio de interés público y Colombia no quede de nuevo en manos de una huelga.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad