La honradez paga

Septiembre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

En un país donde la pérdida de valores y la cultura del dinero fácil han hecho carrera, reconforta ver personas capaces de grandes actos de honestidad.Ejemplo de ello es Adrián Bergaño, el taxista que saltó a los titulares de los medios luego de buscar y devolverle a un pasajero $50 millones que dejó olvidados en el taxi.A pesar de tener muchas deudas, Adrián no cedió a la tentación de apropiarse de un dinero ajeno que hubiese aliviado su situación, sino que obró con rectitud y eso merece el reconocimiento de la sociedad.Por fortuna él no es un caso aislado; hay muchos en su gremio que ponen la honradez y el respeto por los bienes ajenos, por encima de sus necesidades o caprichos personales.Como recompensa por su acto el taxista recibió un millón de pesos que usará para pagar sus deudas.Así comprobó que la honradez paga.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad