La disculpa no es suficiente

Septiembre 26, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Gerardo Bedoya es uno de los futbolistas colombianos con más sanciones en su carrera deportiva, con 33 expulsiones en el campeonato nacional y 10 más en su paso por equipos internacionales.Ahora, tras la doble agresión que cometió contra el jugador de Millonarios Johnny Ramírez, el sábado en Bogotá, pide disculpas públicas.La pregunta es si la salida de Bedoya al aire para mostrar su arrepentimiento, en medio de un mar de lágrimas, es suficiente para enmendar su nueva falta.Lo que hizo el jugador del Santa Fe no tiene justificación, ni es la forma como actúa un deportista, del que se espera que dé ejemplo de buen comportamiento.Así se haya disculpado y muestre su remordimiento, se espera que la sanción que se le imponga sea ejemplar.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad