La crisis de los ancianatos

Diciembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las deudas y la falta de recursos están asfixiando a los ancianatos de Cali, pero a la Alcaldía parece no preocuparle su situación.Es lo que se deduce al conocerse que al Ancianato San Miguel -al que en el presente año le entregó $1.600 millones para atender a sus pacientes- sólo le destinará $400 millones para el 2011. Por otra parte, la Fundación Cottolengo debe responder por una deuda de $150 millones y los ancianos del Centro de Apoyo Ana Beiba pueden perder la casa en que viven si no consiguen $70 millones.Y aunque la Administración Municipal trate de justificar los recortes aduciendo no tener obligaciones con esas entidades, no deja de desconcertar que quiera desentenderse de sus obligaciones con un sector vulnerable que requiere la ayuda del Estado.Y que le niegue recursos a los ancianatos, pero en cambio proyecte invertir $10.000 millones en guardas cívicos y $70.000 millones en el Estadio Pascual Guerrero.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad