La costumbre

Octubre 15, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Como todos los colombianos, los indígenas del Cauca tienen derecho a reclamar si consideran vulnerados sus derechos o que la Nación ha incumplido los acuerdos celebrados con sus comunidades.Nada, sin embargo, justifica la toma de propiedades a la fuerza ni cometer actos de violencia como los ocurridos ayer en la hacienda La Emperatriz, en Caloto.Como se ha vuelto costumbre, un grupo de indígenas y sus familias invadieron 30 hectáreas de la finca de la zona, práctica con la que pretenden apoderarse de tierras sobre las cuales creen tener derechos naturales.El desalojo de la propiedad privada llevó a un enfrentamiento con la Policía, en el que resultó un uniformado muerto, diez más con heridas de arma de fuego y algunos indígenas afectados por gases lacrimógenos.Son hechos sobre los que no cabe ninguna excusa ni se pueden justificar como parte de una lucha ancestral, tal como pretendió hacerlo el Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric.Los reclamos de estas comunidades se deben hacer dentro de los límites legales y sin desconocer los derechos del resto de los colombianos.Así como es deber de las autoridades hacer respetar la ley e impedir las vías de hecho que atentan contra el Estado de Derecho, las comunidades indígenas del Cauca deben asumir la responsabilidad sobre los actos que cometen y que llevan a situaciones violentas y luctuosas como la ocurrida ayer en Caldono.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad