La barbarie

Noviembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La masacre de 10 campesinos ocurrida esta semana en Santa Rosa de Osos, Antioquia, presuntamente a manos de la banda de los Rastrojos es un atropello que Colombia no puede tolerar.Es indignante que delincuentes comunes estén amedrentando a humildes cultivadores, campesinos y comerciantes, a través de vacunas y extorsiones para financiar sus actividades ilícitas.Colombia ha hecho esfuerzos por acabar la violencia que hace décadas azota al país, por eso que regresen actos bárbaros como este significa un retroceso en la búsqueda de pacificar el territorio.Sin duda las autoridades deben actuar con firmeza contra quienes están sembrando el miedo en la población antioqueña y deberán ser sancionados de manera ejemplar. Los colombianos deben rechazar sin titubeos estas formas de violencia y terrorismo, causadas por la delincuencia común, que hoy vuelven a enlutar a todo el país.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad