La alegría de ser colombiano

La alegría de ser colombiano

Mayo 03, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Humildad, profesionalismo y amor por su patria. En síntesis esas tres palabras describen a Nairo Quintana, el ciclista colombiano que el domingo dejó una vez más en alto el nombre de su país en las carreteras de Europa al ganar el Tour de Romandía.Desde su primer triunfo, Nairo ha demostrado que su mejor estrategia es mantenerse tranquilo, confiado en la experiencia y el entrenamiento que le han dado tantos recorridos por su Boyacá del alma y por una Nación con una geografía tan variada como la de Colombia.Por eso sus primeras palabras de agradecimiento son siempre para su terruño y para su gente, como sucedió el domingo: “Esta es una dosis de felicidad para los colombianos, que se pueden sentir orgullosos, mostrar lo bonito que pueden hacer y lo bonito que tiene Colombia”.Y su generosidad alcanza para asegurar que detrás de él “vendrán más colombianos, muy preparados, que ganarán carreras como yo lo vengo haciendo”.Este es el Nairo humilde, profesional, capaz de reconocer sus fallas, y que gracias a su preparación y entrega ha tenido un desempeño admirable en los años recientes, con carreras importantes ganadas como esta de Romandía o la Vuelta a Cataluña en el 2016 y que ya piensa en el Tour de Francia como su próximo gran reto.Como siempre, los colombianos lo acompañarán, se enorgullecerán con sus triunfos, lo reconfortarán en sus derrotas y le agradecerán que en cada competencia tenga a nuestro país como su gran inspiración.

VER COMENTARIOS
Columnistas