Justicia injusta

Noviembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Luis Alfredo Ramos pasó los últimos 39 meses en la cárcel, acusado de tener vínculos con el paramilitarismo.Ahora, faltando apenas dos semanas para los alegatos finales del proceso en su contra, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, la misma que entonces ordenó su detención, decidió dejarlo en libertad incondicional.Y todo apunta a que será declarado inocente, luego de que los testigos principales en su caso fueron señalados de entregar falsos testimonios en su contra e incluso uno de ellos confesó su mentira, se retractó de las acusaciones y fue condenado por ese delito.Ni esos hechos, ni las pruebas entregadas por la defensa, como tampoco el reconocimiento que ha tenido en su vida política como alcalde de Medellín, Gobernador de Antioquia y presidente del Senado, lograron que se le permitiera al doctor Ramos salir de la cárcel.Ahora, ¿quién le devolverá ahora ese tiempo de su vida que perdió en prisión? Y, sobre todo, ¿cómo se le resarcirá su honra?El caso de Luis Alfredo Ramos debe servir para que la rama judicial, en cabeza de la Sala Penal de la Corte Suprema, haga un mea culpa y una profunda reflexión: la Justicia en Colombia no puede ser usada con fines políticos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad