Justicia

Justicia

Noviembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Que un tribunal de comercio de Toulon, Francia, haya fallado a favor de las 1.486 colombianas víctimas de las prótesis PIP es una acción valiosa para la defensa y protección de la mujer.Suficientes han sido los daños físicos y sicológicos que les han causado los implantes que según la Multinacional Tüv, encargada de certificar su calidad, eran aptos para su uso.La empresa alemana deberá pagar por cada una de las mujeres afectadas $3000 euros, es decir, $7.800.000.Ahora con este proceso judicial se espera que las víctimas puedan reparar pronto los daños causados.Si bien el dinero es importante para las afectadas, la condena significa que estas mujeres no están solas.Pero lo más importante es que la salud y la belleza no puede seguir siendo objeto de negocios que atentan contra el bienestar y, peor aún, la vida.

VER COMENTARIOS
Columnistas