¿Justicia?

Julio 07, 2011 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El giro que dio el juicio contra Dominique Strauss-Khann es sorprendente.Al el ex director del FMI lo tenían contra la pared luego de la acusación por violación a una camarera: lo bajaron del avión en el que se iba para Francia, le pusieron brazalete y pagó una caución multimillonaria para que le permitieran la detención domiciliaria. Y luego de acusarlo de graves delitos, la Fiscalía desestimó el caso, dijo que las acusaciones de la camarera eran endebles, le sacó a relucir sus antecedentes y como van las cosas ella va a terminar siendo culpable y pagando por lo que pasó en el hotel Sofitel de Nueva York.Aunque no se descarta un arreglo por debajo de la mesa, el caso deja un mal sabor.Mientras Satruss-Khann se alista para regresar a su carrera política en Francia, la Justicia de Estados Unidos recibe las críticas por su actuación en un típico caso en el que el poder se impone sobre los débiles.

VER COMENTARIOS
Columnistas