Irrespeto

Abril 02, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La retención de tres soldados del Ejército por parte de la guardia indígena Paez, en Caldono, Cauca, es un irrespeto hacia esa institución y un acto arbitrario que las autoridades no pueden aceptar.Las circunstancias que vive ese departamento son sin duda dolorosas, pero de nada sirve que los indígenas se tomen atribuciones que no les corresponden.Frente a una situación que ya se ha repetido en varias ocasiones, habría que preguntar si hay alguien aleccionando a estas comunidades para que se alcen en contra de las Fuerzas Armadas y sometan a sus integrantes a retenciones y maltratos.Si algún integrante del Ejército ha cometido algún abuso, lo deben juzgar los organismos de Justicia del país, tal como lo dicta la Constitución.Lo otro, lo que están haciendo algunas poblaciones indígenas del Cauca, es un desafío a la institucionalidad en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad