Intervención indebida

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La labor de la Organización de Naciones Unidas, ONU, en Colombia ha sido la de velar por los derechos humanos en medio del conflicto que vive el país.Sin embargo, en varias ocasiones ha tratado de intervenir en asuntos que no le competen.Que el representante de la ONU en Colombia, Todd Howland, haya pedido una audiencia con la Procuraduría para evaluar el fallo disciplinario que tomó contra Gustavo Petro es una acción que lo desvirtúa en su función.Aunque su intención sea saber si hubo o no violación a algún derecho fundamental de Petro, el organismo internacional no puede tomar partido en las decisiones de los entes de control del país. Las instituciones democráticas de Colombia están en acción y lo que hay con el fallo de la Procuraduría es una actuación en derecho. La ONU debe mantenerse al margen, porque al opinar sobre estos asuntos pone en duda el Estado de Derecho en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad