¡Indignante!

¡Indignante!

Marzo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La desecación de los mayores humedales del centro del Valle le debe doler a una región que ha sido privilegiada por la naturaleza.Y más les debe indignar a los vallecaucanos que las acciones que han llevado a secarlos, total o parcialmente, se hayan hecho frente a todos y en las narices de la autoridad ambiental del Departamento.Como lo informó el domingo la Unidad Investigativa de este diario, las denuncias sobre lo que estaba sucediendo en la Laguna de Sonso, así como en los humedales de Videles y el Conchal, que son los más afectados pero no los únicos, se conocieron meses atrás.Nada hizo sin embargo la DAR Centro-Sur, dependencia de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, para suspender las acciones y sancionar a quienes estaban arrebatándoles sus humedales al Departamento.Ahora, con el agravante de un fenómeno de El Niño y su consecuente sequía que aún durará meses, son ínfimas las posibilidades de que el agua vuelva a los humedales intervenidos.Y será aún más difícil recuperarlos del daño ambiental que se les hizo, que afectó las especies de flora y fauna propias de esos espejos acuíferos mientras obligó a emigrar a las aves que llegan al Valle en su migración del invierno.Así sea tarde, la CVC debe actuar para devolverles la vida a los humedales, mientras se investiga quiénes están detrás de los hechos y se castiga a aquellos que por acción u omisión permitieron un daño de tal tamaño para la región.

VER COMENTARIOS
Columnistas