Herencia golpista

Noviembre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La politización de las Fuerzas Armadas venezolanas quedó de manifiesto luego de que uno de sus comandantes, el general Henry Rangel, declarara que si un gobierno opositor al chavismo llega al poder, no contará con el respaldo de éstas pues son leales a Hugo Chávez.Tal posición resulta contraria a la neutralidad y subordinación al poder civil que deben cumplir las fuerzas armadas en un país democrático.Y tambiés es grave que sea ese mismo general quien dirija el ‘plan República’ con el que los militares vigilan los centros de votación y el material electoral cuando hay comicios en la nación vecina.Sus palabras son un claro anuncio de un golpe de Estado a cualquier gobierno que llegue al poder con banderas distintas a las del chavismo.Algo paradójico si se recuerda que Chávez inició su carrera política orquestando un golpe de Estado para derrocar a Carlos Andrés Pérez.Y ahora sus colegas anuncian que seguirán su ejemplo, esta vez para garantizar la permanencia en el poder del coronel golpista.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad