¿Hasta cuándo?

Agosto 20, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Los altos índices de criminalidad, asociados al narcotráfico y a la corrupción estatal, se han asentado en México, mientras el Estado parece impotente para evitarlo.Y los periodistas no están ajenos a esa situación, al punto que más de 80 reporteros han sido asesinados desde el 2000, al tiempo que 17 están desaparecidos.Una lamentable situación frente a la cual el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha optado por guardar silencio.Esa actitud motivó a que centenares de escritores, periodistas y artistas de distintos países le enviaran una carta al Mandatario exigiendo el esclarecimiento del homicidio del reportero gráfico Rubén Espinosa.Ese hecho, en el que también murió una colombiana, evidencia que el narcotráfico y su alianza con funcionarios se ha convertido en una amenaza permanente para el periodismo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad