Futuro incierto

Enero 07, 2017 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

En el 2017, el escenario político de Venezuela tendrá dos nuevos protagonistas en la disputa entre el chavismo y la oposición.El pasado miércoles, el presidente Nicolás Maduro renovó su gabinete de gobierno y entre los cambios más relevantes está la llegada de Tareck El Aissami a la vicepresidencia de esa Nación. El Aissami, que se reconoce a sí mismo como “chavista radical”, ha tenido una sólida carrera dentro del gobierno bolivariano en el que ha ocupado cargos como diputado, ministro y viceministro.Sin embargo, ha sido acusado de tener nexos con el narcotráfico, el terrorismo internacional así como culpado del aumento de la tasa de homicidios durante su gestión en el Ministerio del Interior.Lo que más preocupa es que en caso de que Maduro pierda el referendo revocatorio, el polémico El Aissami asumiría la presidencia de Venezuela.Por el lado de la oposición, Julio Borges, diputado de vieja data y fundador del principal partido opositor Primero Justicia, asumió la presidencia del Parlamento Venezolano.Aunque se pensaba que es menos agresivo que su antecesor Henry Ramos Allup, desde el momento de su posesión, anunció su intención de declarar el abandono del cargo por parte de Nicolás Maduro.Así las cosas, la posibilidad de que se dé un diálogo entre gobierno y oposición parece cada vez más lejana.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad