Fraude

Septiembre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

El fraude descubierto en algunos autos de Volkswagen en los EE.UU., significó duro golpe a la credibilidad de la marca.Ahora la empresa alemana deberá asumir las consecuencias de haber hecho trampa en once millones de vehículos al utilizar la tecnología para manipular los resultados de las emisiones de gas.Y enfrentará las investigaciones que se adelantarán en Estados Unidos, donde se descubrió la trampa, así como en los demás países donde se venden sus productos.Lo inmediato es la pérdida de la confianza, que se demuestra con la caída de sus acciones, al menos en un 20%, en la Bolsa de Fráncfort, y la posible renuncia de su presidente, quien deberá responder por los hechos.Así Volkswagen, afecta su imagen como una empresa responsable y seria, así como su historia de buen producto construida durante 70 años.

VER COMENTARIOS
Columnistas