Firmeza contra invasores

Agosto 24, 2012 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las medidas tomadas por la Alcaldía de Cali para expulsar a los invasores de El Saladito no solo son necesarias sino que constituyen una muestra más de un gobierno dispuesto a enfrentar con decisión las razones que tienen a la ciudad llena de problemas.Cali no puede seguir siendo tolerante con aquellos que usurpan la propiedad privada y mucho menos con los que invaden bienes del Estado.Tampoco se puede permitir que inescrupulosos monten negocio al ‘parcelar’ y vender extensos terrenos del parque natural los Farallones, atentando contra la mayor reserva hídrica de Cali y fomentando daños al medio ambiente.Los 28 cambuches derribados, así como la destrucción de seis hectáreas de cultivos, son un claro mensaje contra estas prácticas abusivas. Por eso deben ser exigidas y respaldadas por toda la comunidad caleña.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad