En las goteras de Cali

En las goteras de Cali

Octubre 15, 2017 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El narcotráfico, la delincuencia organizada y la violencia que afectan a Jamundí no son un problema sólo para ese municipio.

El aumento de cultivos ilícitos en su zona rural, la presencia de bandas criminales y desmovilizados de la guerrilla, así como los secuestros y asesinatos cometidos en los meses recientes deberían poner en alerta a Cali y al resto del Departamento.

Es en las goteras de la capital del Valle donde todo ello está sucediendo por lo que sus efectos se sentirán en esta ciudad y en sus alrededores.

El problema es de la mayor gravedad para la región, por lo que la solución no sólo está en llevar unos cuantos policías o mantener por algún tiempo la presencia militar.

A las organizaciones del crimen que otra vez ponen sus ojos sobre Jamundí porque reconocen que ese municipio es un punto estratégico para sus actividades ilícitas, hay que combatirlas con todas las herramientas de las que disponen las autoridades y la Justicia.

Además de Jamundí, también Cali y el sur del departamento tienen que ser protegidos de quienes pretenden imponer la ley de la violencia para mantener sus negocios criminales.

Más que sindicar a Jamundí por los hechos que allí se presentan, el asunto es entender que la amenaza del narcotráfico está en todas partes.

VER COMENTARIOS
Columnistas