En la incertidumbre

En la incertidumbre

Noviembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Hace más de un año se cometió uno de los peores crímenes ambientales de la historia de Colombia: el derrame de 410.000 galones de petróleo en los ríos Mira, Rosario y Caunapí, en zona rural de Tumaco.La acción terrorista de las Farc al dinamitar un tramo del Oleoducto Trasandino, provocó la contaminación de 111 kilómetros de zona costera, dejó sin agua a 110.000 habitantes y 14.000 pescadores artesanales tuvieron que suspender sus labores, con las consecuencias que les significó quedarse durante meses sin su única forma de sustento.A pesar del despliegue mediático que generaron los atentados y los daños provocados, la reacción del Estado para atender las consecuencias de esta tragedia ambiental ha sido demasiado lenta.Apenas hace dos semanas, el Ministro de Medio Ambiente anunció la inversión de $5.000 millones paracomenzar a hacer un diagnóstico sobre el estado del ecosistema y definir una estrategia para rehabilitarlo.Lo preocupante es que esta estrategia tendrá un costo total de $12.000 millones, dinero que aún no está asegurado.Es deber del Estado avanzar lo más rápido posible en este estudio y garantizar los recursos para recuperar la Bahía de Tumaco.Pero los verdaderos culpables de lo ocurrido son las Farc, quienes deben reconocer su responsabilidad y decir cómo van a reparar el daño que causaron.

VER COMENTARIOS
Columnistas