El resultado del terror

Febrero 23, 2017 - 03:00 a.m. Por: Editorial .

Las 35 felicitaciones que recibió en su hoja de vida durante los cuatro años en los que fue patrullero del Escuadrón Móvil Antidisturbios confirman que Albeiro Garibello Alvarado fue un “policía ejemplar”.
Así es como su institución, su familia, sus amigos y Colombia lo recordarán.

Garibello Alvarado murió ayer, tres días después de haber recibido las metrallas del explosivo detonado en el barrio La Macarena de Bogotá, que dejó otros 25 heridos.

Hasta ahora nada se sabe sobre los autores del atentado terrorista ni sobre quienes dieron la orden de ejecutarlo.

Lo que sí sabe es que la Policía fue el blanco y que tanto la institución como quienes la integran están amenazados por la cobardía del terrorismo indiscriminado.

Para evitar que hechos como ese se repitan, es necesario que la Fuerza Pública tome las medidas pertinentes para proteger a sus miembros.
También es indispensable la colaboración ciudadana para alertar sobre movimientos sospechosos y ayudar para que se pueda descubrir a quienes están detrás de los atentados.

También se deben despejar las dudas sobre la posible participación del ELN en ese ataque.

Y si llega a ser cierto, las condiciones del diálogo que se adelanta en Ecuador tienen que cambiar.

Porque después del esfuerzo que ha hecho el país para lograr la reconciliación de los colombianos, no se puede aceptar que el terrorismo y el asesinato vuelvan a ser usados para negociar.

VER COMENTARIOS
Columnistas